nO-n es una agitación intensa del espectro audible. Una potente colisión de partículas sonoras que configura espacios electro-acústicos cargados de tensión.

El vehículo que articula este proyecto es la improvisación libre, entendida como búsqueda constante de la composición inmediata; y el lenguaje con que se expresa está dominado por una profunda abstracción.

nO-n propone una reflexión asentada sobre la pasión de la experiencia artística. El objeto de esta aventura intelectual es el espacio y su representabilidad.

Existen espacios que pueden representarse del modo en que un mapa representa un territorio, y hay otros cuya representación no utilizaría el patrón de la correspondencia, sino el de la creación, la subjetividad e incluso, el de la invención. nO-n se encamina en esta última dirección.